domingo, 19 de junio de 2011

Si algo no te gusta ¡cámbialo!



No soy consumidora de Aquarius (tampoco de su competencia) pero reconozco que su publicidad, a diferencia de otras bebidas de su categoría, sí que ha conseguido llegarme en varias campañas. Supongo que cuando eso ocurre es porque el mensaje, el concepto, la idea o como lo queramos llamar es "grande" y consigue despertar un acercamiento a la marca incluso en personas que potencialmente no somos (o consideramos) target.

Quizá es que su mensaje: "Nunca es tarde" me ha llegado en un momento en el que realmente me identifico con él. En el spot añaden una célebre frase: "Porque si algo no te gusta en tu vida, tienes la libertad de intentar cambiarlo" ¡tan simple y tan cierto! A veces la rutina, el conformismo, la costumbre o lo que fuere nos lleva a aceptar o admitir cosas que no nos gustan, como si no nos diéramos cuenta de que somos libres, de que al menos tenemos que intentarlo. A veces es difícil, sí. Pero precisamente por eso, son decisiones tan liberadoras.



La campaña me gustó más cuando descubrí que sus protagonistas eran los vecinos de Huerta de Rey. Este agosto hará dos años que estuve un día por allí y fue un pueblo que me gustó (aprovecho para recomendaros visitar toda la zona y en especial Clunia). Niños jugando por la calle, jóvenes en el merendero haciendo asados, gente mayor emocionada al reencontrarse un año más... un ambiente muy majo, sinceramente. Pero Sra. Rushmore no lo ha elegido sólo por ser un pueblo con encanto, sino por ser el municipio español con el mayor número de nombres raros, ya que en su censo figuran algunos tan originales como Filogonio, Burgundófora o Lodonio ¡Ahí es nada! En el spot, los vecinos piden a Aquarius que cambie el nombre de su alcalde, Antonio.

Lo mejor de todo es el amor propio con el que los huertanos dicen su nombre. Se aprecia que siempre han sabido reivindicar su diferencia, presumir de originalidad. Y es que esta peculiaridad da carácter al pueblo y personalidad única a sus vecinos, que reivindican la diferencia con un orgullo sublime.

¡Bravo por los vecinos que han participado en la campaña y por Aquarius! que sigue utilizando historias reales para transmitir su mensaje de forma verídica y muy bien orquestada.

Ah, y a los que no os guste vuestro nombre ya sabéis que tenéis una buena oportunidad para cambiarlo en www.laeraaquarius.com

2 comentarios:

Inventia (Rosalía López) dijo...

Bua!!! Tremenda campaña, es de esas que dices " por qué no se me habrá ocurrido a mí?" Grande Aquarius, como siempre marcando diferencia...

Ahora estoy pensando en ponerme Filagonia o Marciana de nombre! jejeje Saludos!

Raquel García dijo...

Hola Rosalía,
Jjajaja, sí lo de "¿Por qué no se me habrá ocurrido a mí?" pasa a menudo y más si conocías tú también esa anécdota de los nombres raros en esta localidad burgalesa.
¿Por qué no lo habré utilizado yo antes?
Efectivamente Aquarius sigue haciéndolo muy bien.
Jajajjaj, yo me quedo con Raquel... no es un nombre tan original pero ya me he acostrumbrado a él. ;)