martes, 8 de diciembre de 2009

¿A qué juegan los bancos?


Hace ya unos días me llegó una carta de CAN (Caja Navarra) para presentarme "Galería Can, otra manera de Comprar". Yo financié mis gafas con ellos y ahora me han ofrecido la compra de 5 artículos con un 0% de interés. El problema de este tipo de campañas es que eligen 5 productos y se los ofrecen a todos sus clientes, es decir, es una campaña indiscriminada que no se orienta al target. En este caso me ofrecen una Bicicleta BH Spinning (dónde la meto!?), un sillón masaje + puff senso (tengo uno similar), un robot de cocina y de regalo una cafetera
Senseo (no me atrae nada este producto mágico y el café no me gusta), una vajilla de 40 piezas y de regalo otra cafetera, ahora Nespresso (vajillas ya tengo y el café ya he dicho que no me gusta) y dos televisores Philips de LCD, uno de 32" y otro de 42" (ahora no me interesa, quizá sí dentro de 6 meses pero para entonces este modelo ya estará descatalogado y la promo habrá caducado).


Por eso yo me pregunto: si son una banca pionera en banca cívica y banca 2.0, ¿no pueden hacer promociones más personalizadas a mí? es decir, el 2.0 sirve para interactuar con el interlocutor, por eso, ¿por qué no me preguntan primero cuáles son mis intereses? porque quizá si en lugar de estos productos hubieran elegido otros habría dicho Sí, quiero! pero como no se adaptan a mis necesidades actuales, el envío irá al contenedor azul de reciclaje.


Lo que sí me ha gustado de este envío de Marketing Directo y de la comunicación de Caja Navarra en general es el diseño de sus piezas y el tono de las mismas. El sobre empieza ya con un mensaje que capta la atención del receptor: ¿Spinning y masaje sin salir de casa? Entra en galería can y descubre nuestros nuevos productos. En el interior de la carta se dirigen a mí con mi nombre, y me ofrecen 5 productos para disfrutar en el hogar (ahora que llega el invierno). Además todo limpio, y con las condiciones a un cuerpo de letra que se lee, es decir, son transparentes y no se ven asteriscos con advertencias minúsculas para que nadie vea.

5 comentarios:

Ariala dijo...

madre mía!! pero si es un catálogo de Ikea engañoso!!!!!!!!

Este tipo de publi personalmente, va directa a la baZZura!! Cuántos árboles muerto inutilmente...

Fernando Egido dijo...

Hola Raquel,

Entiendo tu frustración, pero debes de entender que no es nada fácil llegar a ofrecer artículos que puedan ser de interés para el mayor número de clientes posible. No se trata de una campaña indiscrimida como dices, aunque si es cierto que el target es bastante amplio, y esto nos obliga a seleccionar artículos que puedan tener una buena aceptación, y que sus cuotas mensuales estén en el mismo rango (si observas los productos, las cuotas oscilan entre los 15€ y 30€ mensuales).

No obstante, tomamos buena nota de tu propuesta, para estudiar de qué manera podríamos sondear a nuestros clientes para que fueran ellos los que definieran los productos que les gustaría tener en un futuro GaleríaCAN.

Un cordial saludo.

Raquel García dijo...

Hola Fernando,

En primer lugar gracias por tu respuesta. Si has llegado hasta aquí demuestra que estás alerta de todo lo que se dice de tu marca y esto está bien!

No estoy frustrada, tú tranquilo! pero me chocaba que un banco que apuesta por el 2.0 me mandara algo que no satisfacía ninguna necesidad mía actual, por eso, me pregunté si en ese aspecto no eran un banco más (es decir, que de otro banco o caja puedo esperarme q me ofrezcan este tipo de promociones con artículos que pueden encajar conmigo o no, pero quizá de CAN no me lo esperaba, por eso sentí un poco de decepción porque no me encajaba con el concepto en el que quieren posicionarse, pero no sentí frustración, eh? ;-))

De todas formas me alegra que lo consideres un comentario constructivo que sirva para personalizar más (en la medida de lo posible) las promociones y así conectar más con vuestros clientes.

Un saludo

Alejandro Di Trolio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Di Trolio dijo...

Para mi son sólo excusas y estoy con Ariala cuando dice que eso va a la basura.... servirá para hacer una campaña que le guste al cliente pero no para acercar al target, definitivamente ni si quiera lo llamaría catalogo Ikea, lo llamaría publibasura y claro que algo así no sólo no me llama la atención en lo más mínimo sino que como dijo Raquel lo dejaría en le contenedor azul sin pensarlo ni leerlo...

eso no es 2.0 fernando, ni mucho menos, perdoname pero no hay excusas, su posicionamiento es claro pero la realidad es otra