domingo, 4 de abril de 2010

Gritos no, gracias

Continúo con las gráficas de productos del mismo segmento. Hoy, toca el sector de los lácteos y, más concretamente, de los quesos.

Las primeras gráficas que os muestro son de la nueva campaña de Philapelphia. A la vista de las misma, intuímos que el briefing pedía que se comunicaran los muchos usos que se le puede dar a este queso cremoso. Es decir, presentar el producto como un ingrediente más para enriquecer distintos platos. Personalmente, las gráficas no me parecen atractivas y creo que consiguen casi lo contrario de lo que pretenden.

Las imágenes son exageradamente grandes, han aumentado la realidad y la sensación es de todo menos apetitosa, ¿no os sucece lo mismo? Las imágenes grandes van acompañadas también por unos cuerpos de texto enormes, en mayúsculas y de gran grosor. Recuerdo que una profesora de periodismo siempre nos decía, "el titular de la noticia ya va en negrita, nada de mayúsculas, porque es destacar lo destacado y, al final, parece que te gritan". Lo mismo sucede en el lenguaje de internet y, en publicidad, siempre se permiten ciertas licencias y se puede emplear, pero si el claim va en mayúsculas, a gran tamaño, con un grosor majo... y encima es un imperativo lo normal es que sea interpretado por el receptor como un grito y una orden. Y esto no suele ser muy positivo.




La campaña que presenta el nuevo queso de Burgo de Arias ha optado por una estrategia a mi modo de ver mucho más acertada. En primer lugar, encontrábamos una página a color, muy limpia con el producto, un llamativo copy: ¡¡Chan tata chán!! y el claim de la campaña: Tu magia blanca, sin duda, una forma de llamar nuestra atención y centrarnos en lo importante, el producto. Al pasar la hoja veíamos media página que desvelaba el "truco", y se presentaba de nuevo el producto con un pequeño copy.



La verdad es que algunas marcas han visto que las marcas blancas les están comiendo mercado (a cuenta de la crisis muchos consumidores han visto con estas marcas blancas una forma de ahorrar y no dañar más su perjudicado bolsillo) y su contraataque en comunicación está siendo volver a los logos grandes, las colas finales de los spots, la coletilla de "fulanito" no fabrica para marcas blancas"... pero creo que a la vista de las dos campañas que os he mostrado, la segunda consigue también focalizar nuestra atención en el producto sin necesidad de gritar al target. Me quedo con la forma de comunicar "más educada" de Burgo de Arias ¿y vosotros?

13 comentarios:

Ariala dijo...

Estoy totalmente deacuerdo. El anuncio parece q te está gritando ¡¡come philadelphia de una maldita vez!!

Dolores dijo...

Pienso que donde este el queso Philadelphia de siempre, no hay marca blanca que valga.

minu dijo...

Visto como decrecen las ventas, muchas marcas se están decantando por comunicar "diferentes usos" de sus productos para ver si así maquillan resultados (como si el consumidor fuera tonto).

Raquel García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raquel García dijo...

Hola a todos,
Sí Dolores, si no hablamos aquí de si el queso está más o menos bueno. Decíamos que por poner la imagen y las letras más grandes no van a conseguir nada, incluso, puede que consigan lo contrario, porque el uso tan desproporcionado de las imágenes y la tipografía hace que quede todo muy saturado, y a mí al menos no me resulta una composición atractiva ni elegante.

Alejandro Di Trolio dijo...

definitivamente, la otra es una vulgaridad en toda regla y una vuelta al oscurantismo publicitario de los ochentas donde los logos gigantes, los claims con rimas y los culos en la playa eran los protagonistas... y eso no es retro es digno de repulsión.

Uno de los Herederos de Rowan dijo...

Ya lo decían Richard Prayer y Gene Wilder: "no me chilles, que no te veo"

Óscar

Raquel García dijo...

Hola Alejandro! no todo lo retro mola, no?

Raquel García dijo...

Hola Óscar, qué placer tenerte por aquí! pues muy bueno el dicho de Richard Prayer y Gene Wilder!
Nos leemos!

Uno de los Herederos de Rowan dijo...

:-) Como película no vale gran cosa, pero aquí viene que ni pintada.

Jose Manuel dijo...

Es cierto que las marcas blancas han comido parte del terreno a las marcas de siempre, y no nos debe extrañar ya que la situación economica de la mayoría es peor de la que teníamos anteriormente, por lo que compramos menos y productos de bajo precio en cuanto podemos. Que las marcas originales esten haciendo cosas para incrementar sus ventas es lo más normal del mundo,es su obligación. Pero al margen de todo lo que es verdad es que en general la calidad de las marcas de siempre es mejor que la de las blancas.

Raquel García dijo...

Hola José Manuel,
Sí, evidentemente las marcas han visto cómo desde que comenzó la crisis sus ventas han caido.
Sin embargo, ¿la publicidad informativa es más eficaz que la emotiva? sobre todo para las marcas creo que siempre es mejor la emotiva, porque siempre estamos dispuestos a pagar más por aquello que creemos que es inigualable, y ahí entran en juego nuestros sentimientos y emociones hacia la marca. Por eso, si las marcas regresan al pasado diciendo únicamente "mira lo que hago" no consiguen nada, porque el consumidor encuentra esa misma categoría de producto más barata, pero si la marca sabe crear un lazo emocional con el consumidor, éste será mucho más fiel con esa marca o producto.
Un saludo, y encantada de recibir tu visita y comentario en el blog.

Jose Manuel dijo...

Raquel, gracias por tu contestación. He encontrado este link donde dan los resultados de un estudio realizado recientemente por CEACCU sobre la calidad en las marcas blancas, me parece interesante, un saludo
http://www.ceaccu.org/index.php?option=com_content&view=article&id=616:ison-fiables-los-reclamos-de-salud-en-las-etiquetas-de-los-alimentos-qmarca-de-distribuidorq&catid=86